Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Mesoterapia

Mesoterapia

Siempre hay que tener especial cuidado con nuestra piel, pero después del verano es el momento de comenzar de nuevo con estos cuidados. Los días de playa, el sol, la sal del mar, el cloro de la piscina, hace que nuestra piel esté más castigada y más seca. Por ello queremos hablaros un poquito sobre las técnicas que tenemos en nuestra clínica para estos cuidados, siendo una de las principales y más conocidas la mesoterapia. 

La mesoterapia es una técnica de medicina alternativa inventada en 1952 por el médico francés Michel Pistor. En la actualidad en España se conoce casi exclusivamente por su uso en el mundo de la Medicina Estética, aunque puede usarse en muchos otros campos de la medicina, como en lesiones deportivas. 

Este tratamiento estético consiste en la administración de vitaminas, minerales o aminoácidos por vía intradérmica en la zona que queramos tratar.

Estimulan e inducen la formación de colágeno y el empleo de principios activos rejuvenecedores desencadenan en procesos de reparación natural en la piel

La técnica se basa en el uso de dispositivos cosméticos electromecánicos como pistolas de mesoterapia o una buena técnica de administración manual, penetrando tanto en la zona facial como zona corporal, dependiendo de la práctica que prefiera el profesional. No irrita porque hace micropunciones, reduciendo las molestias al mínimo. 

El mecanismo tiene un doble efecto: 

  • Beneficio regenerador de las sustancias inyectadas
  • Autoreparación e inducción de neocolágeno de la piel. 

  
Así se obtienen unos resultados iluminadores a nivel cutáneo, aportándole a la piel los nutrientes que necesita para mantener unas condiciones fisiológicas correctas.  Se consigue un efecto que no conseguimos con cremas de uso tópico. 

La exposición solar, el tabaquismo, el ambiente, la polución ambiental o la falta de hidratación condiciona que la piel esté en una situación de pobreza que con este tipo de técnica conseguimos mejorar. 

Mesoterapia facial

Los principales problemas que se tratan es la falta de hidratación, el empeoramiento de la textura y la luminosidad de la piel en zonas como el cuello, escote y cara.

Es una técnica mínimamente invasiva, no deja marcas ni cicatrices, puede producir rojez facial, que desaparecerá progresivamente entre las 8 a 12 primeras horas, sin necesidad de reposo consiguiendo resultados muy positivos en la paciente con efecto flash.

En función de cuál sea el estado de la piel, el médico decidirá el tratamiento que mejor se adapte, eligiendo la combinación adecuada acorde a sus características.

Una de las ventajas es que no altera nuestro aspecto original, si no que hace renacer la piel uniformemente, devolviéndole la luminosidad natural con un extra de suavidad. El tratamiento no requiere de un pre o post operatorio, solamente una limpieza adecuada y evitar la exposición al sol post tratamiento. Es necesario aplicar protectores solares, pero esto es algo que se debe hacer siempre. 

Se puede realizar tantas veces como queramos, pero siempre marcando unas pautas de sesiones. Siendo el médico quien decida que tratamiento es el más adecuado y cuantas sesiones serán necesarias. 

El tratamiento de mesoterapia disminuye la profundidad de las arrugas y las difumina, aclara manchas, reduce bolsas y ojeras e incluso atenúa cicatrices de acné junto con el tratamiento Láser entre otros.

Es una técnica que está al alcance de todos y la podemos encontrar como uno de los tratamientos estrellas en medicina estética, siendo la micropunción uno de los más comunes.

¿Buscas un tratamiento ginecológico con láser?

Descubre nuestra sección dedicada exclusivamente al láser ginecológico junto con todos los tratamientos y soluciones disponibles.